SHARE

Tesoros del Galeón San José será extraído en 2017

En entrevista con la Ministra de Cultura, Mariana Garcés Córdoba se habla de los planes futuros de la extracción de tesoros del Galeón San José hallado en pasado noviembre en costas cercanas a Cartagena.

Hablemos del galeón San José, una de las noticias más excitantes del 2015. ¿Está o no saqueado?

El Estado colombiano, mediante una APP de iniciativa privada, es decir, con la participación de un financiador, bajo la coordinación del Ministerio de Cultura, con la dirección científica del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (Icanh), el concurso de la Dimar y vinculando al equipo de científicos más versado en estas materias, encontró el galeón San José. La información que tenemos por parte del equipo científico es que no ha sido saqueado, nadie ha llegado hasta allí. (Además: El día en que Colombia estuvo a punto de regalar el galeón San José)

¿Y ahí sí hay tesoro?

Tengo que decir que lo que más nos interesa es el reto de adelantar una investigación científica de estas dimensiones, tal vez la más importante que sobre patrimonio sumergido se haya acometido jamás. En el entender de los científicos e historiadores, el galeón San José cuenta con patrimonio cultural invaluable para la humanidad y también con un tesoro importante.

¿Y necesariamente habrá que compartir el tesoro con los inversionistas?

Colombia no contaba con una herramienta jurídica que le permitiera realizar este tipo de investigaciones científicas en sus aguas. Fue posible gracias a la Ley de Patrimonio Sumergido, que tuvo mucho debate en el Congreso y que ahora quieren modificar con otros proyectos. Esta ley no es exclusivamente para el rescate de naufragios. Lo que debe ser entendido por todos los colombianos es que investigaciones científicas sobre patrimonio sumergido son de altísimo costo y solamente se podría pensar en llevarlas a cabo con un mecanismo de financiación. Las asociaciones público privadas son la forma más idónea para realizarlas. A riesgo de un tercero se realiza la inversión, con la dirección científica del Estado colombiano, que tiene la sartén por el mango.

¿Les daremos parte de nuestro patrimonio sumergido a unos cazatesoros?

Logramos que un inversionista siguiera los lineamientos que queríamos establecer y montara el mejor equipo científico. Es totalmente distinto a entregarle eso a un cazatesoros. Pero para poder pagar esa investigación científica con todos los cuidados, y sin ser invasiva, al inversionista hay que pagarle. Nadie lo va a hacer gratis. Por eso está establecido que se le pueda pagar con parte del hallazgo que no sea patrimonio. De manera que el patrimonio sumergido no lo vamos a regalar. (Lea: Colombia y España reconocen ‘discrepancias jurídicas’ por el galeón)

¿Y cuál es el criterio para diferenciar lo que es patrimonio de lo que no lo es?

La ley reconoce, y fue declarado exequible por la Corte Constitucional, el principio de repetición. Dejando así un espectro más amplio para que sea el Consejo Nacional de Patrimonio el que determine bajo estos criterios qué será considerado patrimonio y qué no. Esta ley está bien hecha y no requiere modificaciones o reformas.

Queda claro que a los inversionistas les pagaremos con parte de las especies náufragas que encontremos. ¿Con cuáles? ¿Con monedas de oro? ¿Con joyas?

Con monedas o lingotes. Con joyas no, pues es solamente con lo que la ley permite: monedas con el criterio de repetición, lingotes de oro y plata, piedras preciosas que no hayan sido intervenidas por el hombre como las que hay en bultos de perlas o esmeraldas, o sea, no joyas.

¿Hay un estimado histórico acerca de cuánto vale lo que transportaba el galeón?

Hay un registro en el Archivo de Indias que tiene la carga oficial. Pero lo que todos los historiadores saben es que tenía una carga ilegal, una carga de contrabando, que por lo menos era seis veces su carga legal. En pesos colombianos, se ha estimado que sea más o menos equivalente a 21 billones de pesos.

¿Parte del tesoro que le quede al Estado colombiano se podrá monetizar?

Si no es catalogado como patrimonio. Pero si se tienen unos lingotes de oro y unas monedas, iguales y seriadas, una parte irá a un museo y otra parte se podrá monetizar como reservas en el Banco de la República o a través de una subasta.

¿Está el Estado colombiano preparado para atender esa avalancha de demandas que se viene?

La empresa Sea Search Armada afirma que el galeón es de ellos. España también. Y, seguramente, saltarán iniciativas de otros países latinoamericanos…

Ninguna decisión se ha tomado sin el aval de la Comisión de Antigüedades Náufragas. Hace parte de la misma un grupo de abogados de los más competentes del país.

La firma norteamericana Arnold & Porter también ha sido contratada. Y un grupo de abogados procesalistas está enviando una propuesta para atender un tema puntual. Así mismo, acompañan la Secretaría Jurídica de la Presidencia de la República y las oficinas jurídicas de Cancillería y Mincultura.

Como ya lo ha manifestado el Presidente, el galeón San José es propiedad de los colombianos.

Entonces, ¿qué sigue ahora?

Durante el 2016, un grupo de científicos colombianos e internacionales trabajará en determinar a partir de diversos procesos de exploración qué se encuentra en el San José. Se construirán en Cartagena los laboratorios y piscinas con todas las condiciones químicas para recibir los diversos materiales. Así mismo, será necesario iniciar la construcción de un robot altamente especializado para las futuras labores de extracción, que, si todo va bien, deben iniciarse en el 2017.

Este año 2016 será de preparación técnica y de estudios científicos e históricos, y el año entrante se abrirá el telón y conoceremos los secretos del galeón San José.

Tomado de: http://www.eltiempo.com/entretenimiento/arte-y-teatro/el-cine-colombiano-se-acerca-a-su-primer-oscar/16478424

Escribe tu comentario

comentarios