España y Colombia deben adoptar ya acciones concretas para ponerse de acuerdo en la compleja situación sobre el proceso de recuperación, o conservación, del galeón español San José, que zozobró en 1708 frente a la ciudad colombiana de Cartagena de Indias.

Así lo expresó en una entrevista con Efe el antropólogo, arqueólogo y director del Museo Mapuka de la Universidad del Norte de Colombia (Barranquilla), Juan Guillermo Martín, quien esta semana participó en un foro sobre Protección del Patrimonio Cultural Subacuático organizado en la Ciudad de Panamá por la Unesco.

Martín, antropólogo de la Universidad Nacional de Colombia con Diploma de Estudios Avanzados en Arqueología y Doctor en Patrimonio Histórico y Natural por la Universidad de Huelva (España), aunque no ha estado vinculado directamente, ha seguido de cerca la “compleja” situación en torno al proceso arqueológico para la recuperación del pecio.

El San José fue hundido por una flota de corsarios ingleses el 8 de junio de 1708 cuando se dirigía a Cartagena de Indias cargado, según crónicas de la época, con cerca de once millones de monedas de ocho escudos en oro y plata que había recogido en la feria de Portobelo (Panamá).

El experto considera bueno que “en principio” haya disposición por parte de España “en adelantar un proyecto conjunto para la investigación y el rescate científico del galeón español”. Señaló que el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y el mandatario de Colombia, Iván Duque, “han mostrado interés y entendimiento” sobre el asunto. “Pero finalmente necesitamos ya acciones concretas, la firma de un memorando de entendimiento y la presentación de un proyecto de investigación conjunto en la que haya participación de académicos colombianos y españoles”, agregó.

El antropólogo destacó que si bien España ubica el asunto en un contexto arqueológico y de patrimonio cultural, “realmente no han reclamado la propiedad todavía, sino simplemente han dicho que debe respetarse en su totalidad como un bien de interés cultural, y que debe ser intervenido de manera científica”. Si se hace de esa forma “seguramente, pues, habrá participación directa en el proyecto” de recuperación del galeón.

“Es un asunto de ponerse de acuerdo a otro nivel”, apuntó Martín. Pero “desafortunadamente”, afirmó, el pasado Gobierno de Juan Manuel Santos (2010-2018) “hizo una ley que permite actualmente a cazatesoros tener actividades de saqueo en el país, y eso, por supuesto, limita las posibilidades de cooperación internacional”. La norma que menciona Martín es la Ley 1675 del 30 de julio de 2013, que busca “proteger, visibilizar y recuperar el Patrimonio Cultural Sumergido”. De acuerdo con esta normativa, forman parte de ese patrimonio todos los restos que estén sumergidos en aguas colombianas. Empero, esa ley recoge que “no se considerarán patrimonio cultural sumergido” las “cargas comerciales constituidas por materiales en su estado bruto, cualquiera sea su origen, tales como perlas, corales, piedras preciosas y semipreciosas, arenas y maderas”, así como “bienes muebles seriados que hubiesen tenido valor de cambio o fiscal tales como monedas y lingotes”

El hallazgo del San José fue anunciado en noviembre de 2015 por Santos, cuyo Gobierno puso en marcha una licitación con empresas extranjeras para extraer el pecio del fondo del mar. La licitación incluía un porcentaje de la valiosa carga de metales preciosos que llevaba el navío como parte de pago por ese trabajo. Martín recordó que durante la gestión de Santos se contrató a la compañía Maritime Archaeology Consultants Ltd (MAC) para realizar una exploración inicial, y después se abrió una licitación para contratar la empresa que extraerá el galeón pero fue suspendida por la actual Administración de Duque. Esto significa, indicó Martín, que la situación ha variado con Duque, y que su vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, ha mostrado “su interés en rectificar el rumbo y asumir un proyecto realmente científico, pero estamos a la espera de una propuesta completa por parte del Reino de España”.

Duque, sucesor de Santos, ha postergado en varias ocasiones los plazos para la contratación de la empresa que recuperará el galeón, el más reciente de los cuales venció el pasado 10 de marzo. Para Martín es “una discusión compleja” porque “es claro que el galeón San José “está en mar territorial colombiano, y nuestra recomendación, o de muchos de los especialistas, es la conservación in situ, dejarlo donde está”.

“Si no tenemos los laboratorios ni condiciones para garantizar que esos restos culturales, restos arqueológicos, se conserven en el tiempo, pues deben quedarse allí hasta que contemos con la capacidad para hacerlo”

Ahora, la posición de la Vicepresidente Marta Lucía Ramirez respecto al San José siempre ha sido la de tratar el pecio como un patrimonio cultural e indivisible, hoy 1 de Abril de 2019 en un foro académico expresó lo siguiente:

El gobierno del presidente Iván Duque no ahorrará esfuerzos en defender el patrimonio de todos los colombianos, señaló la Vicepresidente de la República, Marta Lucía Ramírez, en la instalación del Foro Internacional: Retos y perspectivas de la formación académica en Patrimonio Cultural Sumergido en América Latina.

“Nuestra Constitución nos impone el compromiso de defender el patrimonio de todos los colombianos y el Gobierno del presidente Iván Duque no ahorrará esfuerzos en esta labor. Nuestra historia y el legado de nuestros antepasados no terminará convertido en bienes para negociar por anticuarios, coleccionistas ni caza tesoros del mundo entero. Por eso trabajamos bajo la premisa de unidad, indivisibilidad y no comercialización de los hallazgos. El San José es un patrimonio de los colombianos para toda la humanidad”, señaló.

En la instalación del evento llevado a cabo en la Universidad Externado de Colombia y que cuenta con la presencia de expertos nacionales e internacionales, la funcionaria señaló que “en la actualidad, historiadores, profesores y periodistas han expresado que es probable que en aguas colombianas haya cientos de galeones hundidos. La historia de nuestros antepasados, su legado, prácticas y costumbres serán reveladas con la extracción de esos naufragios y por esa razón, las decisiones que se tomen no son aisladas sino que define la protección del patrimonio sumergido de nuestra Nación. El primer gran reto que tenemos es nuestro conocido Galeón San José”.

La Vicepresidente señaló que la premisa fundamental del Gobierno es “la defensa del patrimonio histórico de nuestra nación de indiscutible interés para la historia de la humanidad” y por tal motivo se está elevando consulta al Consejo de Estado para aclarar “algunas dudas legales surgidas sobre el desarrollo del proceso de contratación adelantado por el gobierno anterior”.

Via: EFE

Escribe tu comentario

comentarios