España y Colombia aparcan su disputa sobre la propiedad del galeón ‘San José’

Camilo Gómez, director de la Defensa Jurídica del Estado sudamericano: “El anterior Gobierno calculó el valor de la carga del barco al peso“.

El presidente de Colombia, Iván Duque, fue muy claro con el director de la Agencia Nacional de la Defensa Jurídica del Estado, Camilo Gómez. Quería sobre su mesa un informe del contrato firmado por su antecesor, José Manuel Santos, con la firma suiza de inversión Maritime Archeology Consultans (MAC) para extraer el galeón español San José, hundido frente a las costas de Cartagena de Indias en 1708 y plagado de riquezas. MAC se quedaría, según el contrato, con la mitad de todo lo que estuviera repetido: de monedas, a barras de oro a cerámica china de la dinastía K’han Hsi, (1654-1722) a cambio de extraer el pecio.

Pregunta. ¿Qué le pudo llevar a Santos a firmar ese acuerdo?

Respuesta. Eso nos preguntamos todos. Se le dio un tratamiento al hallazgo como si fueran unas piezas metálicas que están hundidas, cuando resulta que son una pieza de la historia, de la tradición, de lo que existía entre América y España en esa época. Creo que Santos cometió un error gravísimo pensando que al haber muchas piezas repetidas se podía pagar al contratista con eso.

P. Insisto. ¿cómo un presidente de Gobierno puede repartir el patrimonio nacional?

R. No lo sé. Además, el precio fue calculado por su peso, ni siquiera por su valor numismático o histórico. Monedas o barras de oro entregadas al peso, cuando su valor real es muy superior.

“En el proceso no se aplicó la protección constitucional reforzada que tiene el patrimonio cultural”

P. ¿Cuánto vale el cargamento que llevaba el San José?

R. (Se queda callado). Se lo cuento de otra manera distinta. Una moneda de oro puede pesar dos o tres onzas como máximo: unos 4000 dólares. Si se vende por su valor real costaría 35.000 o 40.000 dólares.

P. ¿Cuánto ha calculado el Gobierno que es el valor real?

R. Vale lo que cuesta un trozo importante de la Historia. Hacer un cálculo es caer en la misma trampa.

“España le puede aportar a Colombia muchas cosas en la museología, en la técnica arqueológica, pero hay que concretarlo”

P. El volumen del tesoro, según las investigaciones de MAC, supera los 600 metros cúbicos.

R. Sí. Es como si fuese un salón grande. Un volumen importante con diversidad de piezas, piedras, oro, vajillas chinas…

P. ¿Qué concluye el estudio jurídico que le encargó el presidente?

R. Concluye que en el proceso no se aplicó la protección constitucional reforzada que tiene el patrimonio cultural. Debió haber sido sometido al Consejo del Patrimonio Cultural de la Nación. Si el 80% del hallazgo está constituido por bienes que son patrimonio cultural, pues no hay lugar a entregarlo.

P. ¿Se puede decir que el contrato entre el Gobierno colombiano y MAC era ilegal?

“Los países no estamos para enfrascarnos en discusiones, sino en encontrar puntos que permitan que un bien cultural como este sea conocido”

R. El contrato está permitido por la ley, pero no todo lo permitido por la ley cumple con los requisitos como es la protección reforzada al patrimonio. En Colombia está permitido pagar con piezas del hallazgo que no sean patrimonio cultural.

P. Pero todas las piezas de un yacimiento son patrimonio cultural, ¿no?

R. Algunos consideraban que no, porque son repetidas. Por eso cambiamos. Y anunciamos al mundo que. porque hubiera muchas piezas repetidas, son parte de la cultura, de la historia. No se puede pagar con ellas.

P. ¿Van a mantener el contrato con MAC para extraer el pecio, aunque sea pagándole en dólares, no en oro?

“Si no sentamos a discutir la razón de cada Estado, no avanzamos”

R. Por el momento es así.

P. ¿Por qué no aceptan la ayuda de España para sacar el galeón? Tiene la tecnología para ayudar y el Gobierno no quiere las piezas, sino el conocimiento que se pueda extraer de ellas.

R. España le puede aportar a Colombia muchas cosas, en la museología, en la técnica arqueológica, pero hay que concretarlo. Colombia siempre ha querido la cooperación. Ambos países han encontrado el punto para hablar sobre la cooperación y dejar de discutir sobre la propiedad.

P. España insiste mucho en que es un barco de Estado y, por tanto, es español

“Aspiramos a sacarlo antes de que acabe el mandato presidencial, unos tres años. Es un proyecto único en el mundo, está a más de 600 metros”

R. España insiste en eso y Colombia en sus posiciones. Hemos encontrado un acuerdo sobre eso: encapsular el tema de la propiedad y trabajar en cooperación

P. ¿Encapsular?

R. Vamos a cooperar como Estados amigos para recuperar de la mejor manera posible el galeón. Cada Estado mantiene su posición jurídica. Los países no estamos para enfrascarnos en discusiones, sino en encontrar puntos que permitan que un bien cultural como este sea conocido por todos.

P. Imagínese que un barco colombiano se hubiese hundido en la bahía de Cádiz. Según su punto de vista, sería español…

R. (Sonríe y no responde)

P. Ustedes no han ratificado la convención de 2001 de la UNESCO por el cual un barco de Estado es como una embajada.

R. No la ratificamos por múltiples razones. Si nos sentamos a discutir la razón de cada Estado no avanzamos. Colombia está convencida de su posición, España también. Nos la hemos expresado mutuamente. ¿Pero ganamos algo así?

P. Los ministros Josep Borrell, de Exteriores, y José Guirao, de Cultura, están ahora mismo en Colombia para hablar de esto

R. Se reúnen mañana con la vicepresidente y el presidente.

P. ¿Cómo se vive en Colombia todo esto?

R. Con alivio al pensar que no vamos a feriar las piezas del galeón y con seguridad jurídica, porque queremos evitar demandas. No nos interesa

P. ¿Qué harán con el material extraído? ¿Tienen financiación?

R. Está previsto la construcción de un museo en Cartagena de Indias, así como la transferencia de tecnología. Tenemos gran experiencia en preservación del patrimonio cultural.

P. ¿Previsión para extraer el barco?

R. Aspiramos que sea antes de que acabe el mandato presidencial, unos tres años. Es un proyecto único en el mundo, está a más de 600 metros.

P. ¿La tecnología la pondrá MAC?

R. Si continuamos con ellos, sí.

P. ¿Habrá cooperación con más Estados?

R. No puedo responder. Eso lo revelará el canciller [ministro de Exteriores] colombiano en su momento.

P. ¿Estados Unidos, por ejemplo?

R. (Ríe). No le hemos pedido ayuda a los Estados Unidos.

Via: https://elpais.com/cultura/2019/10/17/actualidad/1571310899_047405.html?ssm=TW_CC