SHARE

Colombia repatriará tesoros de su historia en el exterior

Además del hallazgo del Galeón San José, el Gobierno recibió la noticia de que 17 piezas arqueológicas pertenecientes al grupo kogui serán devueltas desde Bélgica.

En los últimos cinco años han sido hurtados 196 bienes de interés cultural que le pertenecían a Colombia. Todos están en el exterior. Los datos están registrados en la Interpol, organización que recibe todas las denuncias relacionadas con pérdidas que interpone el Ministerio de Cultura. La búsqueda de los bienes robados es solo una de las estrategias del ministerio.

En los últimos 10 años se han dado hallazgos como el del galeón San José, avaluado en más de 10.000 millones de dólares. También se han encontrado objetos pequeños y valiosos, como la estatua de San Agustín que fue encontrada en Linbgy, Dinamarca, en 2006.

Los hallazgos no solo se han dado en Europa o en los océanos colombianos. El Ministerio de Cultura rastreó información en Estados Unidos y encontró que 33 objetos arqueológicos provenientes de Colombia eran subastados en ese país. Identificó, además, cuatro piezas arqueológicas en Alemania.

En territorio colombiano hubo 89 incautaciones de bienes de interés cultural en 2015. Según datos del Mincultura, 42 piezas fueron encontradas en Santa Marta, 25 en Huila, 20 en Bogotá y 2 en Risaralda. En la estrategia de búsqueda de bienes de interés cultural también ha participado la Cancillería de Colombia, la Procuraduría General y el Instituto Colombiano de Antropología de Historia (Icanh), encargado de verificar el estado de cada pieza encontrada.

Eugenia Serpa, coordinadora del grupo Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura, explicó cómo actúa el Gobierno frente al robo de piezas de patrimonio cultural en el país.

“El ciudadano denuncia ante la Fiscalía, entidad que nos remite los datos a nosotros. Posteriormente hacemos la denuncia formal ante la Interpol. También tenemos acuerdos bilaterales con varios países. En América está Ecuador, Perú, Bolivia, Uruguay, Argentina, México, Panamá…”.

El acuerdo con Ecuador le permitió al gobierno colombiano recuperar la escultura “Santa Ana Triple”, también conocida como “Santa Ana, La Virgen y el Niño”, de los Franciscanos de Tunja. La escultura, que había sido hurtada el 14 de marzo de 1985, pudo regresar a manos de la comunidad franciscana el 24 de junio de 2015.

Este proceso de repatriación es solo uno de los que se han dado en el país. El primero de diciembre del año pasado terminó el proceso de repatriación de 316 piezas que hacen parte del patrimonio arqueológico del país. Para recuperar estas piezas se necesitaron doce meses de trabajo. La primera comunicación llegó desde Miami, Florida. El colombiano Martín Saldarriaga se comunicó con el Museo Arqueológico Julio César Cubillos de la Universidad del Valle, ubicada en Cali.

La coordinadora grupo Patrimonio Cultural del ministerio asegura que la convención de la Unesco de 1970, de la cual Colombia hace parte, ha sido clave para frenar el tráfico ilícito de bienes:

“El hecho de que los países estén en la convención los obliga a devolver las piezas encontradas a los Estados que les pertenecen. Se da un proceso en el cual se necesita probar que las piezas son auténticas, enviar técnicos especializados para evaluarlos y finalmente traerlos al país”.

Países como Bélgica, que no firmaron la convención de la Unesco, se han convertido en una especie de paraíso fiscal para los traficantes de bienes culturales.

Lo que no es tráfico ilícito

En los casos de tráfico de bienes culturales, el Ministerio tiene claro que ruta debe seguir. Sin embargo, existen otros bienes culturales, como el tesoro Quimbaya o la colección Janssen, en Bélgica, que posee 141 piezas colombianas. En estos casos, la línea diplomática del Estado no ha sido clara.

En la Corte Constitucional se ha dado un duro debate sobre el tesoro Quimbaya.

Un grupo de abogados ha liderado una batalla para que el Gobierno le pida a España las 122 piezas que fueron entregadas en 1892 por el gobierno colombiano. Sin embargo, la Cancillería se ha abstenido de tramitar esta solicitud porque, supuestamente, no existen sustentos legales.

Según Fabián Sanabria, antropólogo y exdirector del Icanh:

“la identidad nacional puede estar en cualquier rincón del planeta. Me parece ridículo que algunos quieran repatriar los tesoros colombianos. Es como si Italia pidiera de vuelta La Gioconda. Hay casos distintos, en donde se presenta tráfico ilegal de bienes.”

Piezas precolombinas ubicadas en el Museo América de Madrid.
Piezas precolombinas ubicadas en el Museo América de Madrid.
Piezas precolombinas ubicadas en el Museo América de Madrid.
Piezas precolombinas ubicadas en el Museo América de Madrid.
Piezas precolombinas ubicadas en el Museo América de Madrid.
Piezas precolombinas ubicadas en el Museo América de Madrid.
Piezas precolombinas ubicadas en el Museo América de Madrid.
Piezas precolombinas ubicadas en el Museo América de Madrid.

Via La Tarde Pereira

Escribe tu comentario

comentarios