Interesado en rescate de galeón habría hecho lobby en Ley de patrimonio sumergido

Roger Dooley es un personaje clave en el tema del Galeón San José. Es el representante de Maritime Archaeology Consultants, la empresa que iba a quedarse con el contrato de Alianza Público Privada para la extracción de los bienes del barco.

Dooley es la persona que, según el propio presidente Santos, tenía los documentos precisos y las cartas históricas que permitieron la ubicación exacta del galeón en lo profundo del océano.

Pero Dooley no es solo un historiador aficionado. En 2003, el ahora representante de MAC trabajó con la firma IOTA, socia de Sea Search Armada y cuyo presidente es el mismo de la compañía americana, Jack Harbeston.

Sea Search Armada es la empresa que aseguró haber encontrado el barco en 1982 y que desde entonces tiene un pleito con el Estado colombiano por los derechos luego del supuesto hallazgo.

El Ministerio de Cultura ha dicho en innumerables ocasiones que las coordenadas de Sea Search no eran veraces ni precisas y que fue el Gobierno el que lo encontró en el punto exacto en el 2015, con la ayuda de Dooley.

Pruebas

Según el abogado Jairo Danilo Devis, Dooley le envió un correo al señor Harbeston el 8 de marzo de 2010 expresándole que esperaba que la Sea Search ganara el pleito al Estado y que en ese momento estaba trabajando con el Gobierno para “modificar las leyes” y tratar de permitir que una empresa extranjera pudiese participar en el proyecto a cambio de alguna compensación.

“Espero que ganes el caso. Lo mereces. Yo he estado tratando de ayudar al Gobierno de Colombia para modificar sus leyes para que ellos puedan hacer contratos con empresas extranjeras, y luego esas empresas puedan recibir algún tipo de compensación”, señala la carta.

Tres años después, el Congreso legisló y el Gobierno colombiano promulgó la ley 1675 que permitió que hasta un 50% de lo que se encontrara en una embarcación sumergida y que no fuese considerado patrimonio cultural pudiese ser entregado a la empresa adjudicataria como parte de pago. Sin embargo, el contrato que formuló la administración Santos estableció unos porcentajes muy bajos para esa retribución.

En la carta Dooley también le explica a su antiguo socio que su investigación sobre el Galeón es “la más completa hasta ahora realizada” y hace un recuento de sus viajes y estudios en Cuba y España sobre documentos que pudieron dar cuenta de la ubicación del barco.

Dooley también aseguró que desde el 2010 tenía una lista completa de los elementos a bordo del barco como joyas, símbolos religiosos, armamento y utensilios de cocina y un resumen detallado de cómo fue la batalla y el hundimiento del Galeón.

Finalmente, la carta señala que Dooley se reunió con “senadores, expertos, viceministros de cultura para ayudarles a pasar la ley”. BLU Radio consultó con la cartera de donde dijeron que no harán comentarios al respecto porque en el 2010 se trataba de otros funcionarios, quienes estaban a cargo del Ministerio.

Esta es la misiva que daría cuenta de la supuesta falta ética:

Carta Roger Dooley by Galeón San José on Scribd

Via Blu Radio

Escribe tu comentario

comentarios